Busca la consola o Terminal en el menú Aplicaciones. Y escribe el siguiente comando sudo gedit ./etc/X11/xorg.conf .
Una vez hecho esto te daras cuenta que hay “frases que no entiendes”, incluso a mi me espantan pero que se le puede hacer, ya no nos conformamos con windows, prosiguiendo: Te localizas en la opcion “Monitor”. Como puedes ver no hay mucha información en la sección, por eso Ubuntu selecciona el modo de pantalla más estandarizado… aunque ya algo superado, porque los monitores actuales parten, normalmente, de los 1024×768.

Para decirle a Ubuntu que no va a correr riesgos usando una resolución superior, añadimos la siguiente línea dentro de la misma sección “Monitor”:

HorizSync 31-64

Lo verás de la siguiente manera:


Hemos indicado el rango al que nuestro monitor puede trabajar, y dará permiso para usar mayores resoluciones. Puedes darle más parámetros, como el del refresco vertical. En mi caso, funciono bien con:
VertRefresh 50-60
Guarda el archivo y sal de gedit. La parte más técnica ha acabado.
No.4.- El archivo xorg.conf es un guión que lee Linux antes de que aparezca el puntero del ratón en pantalla. Por eso, tenemos que pedirle a que vuelva a leer el guión que, esta vez, contendrá la línea que nos permitirá “verlo todo más pequeño”. Lo haremos con la siguiente combinación de teclas:

[Ctrl] + [Alt] + [Retroceso]